Ataúd De La Reina Isabel Llega Al Palacio De Buckingham

El rey Carlos visita Irlanda del Norte y se compromete a “buscar el bienestar de todos los habitantes”

El ataúd de la reina Isabel II regresó al Palacio de Buckingham el martes por la noche, atravesando un Londres lluvioso mientras las multitudes se alineaban en la ruta para ver el coche fúnebre y despedirse de ella.

La gente estacionó sus autos a lo largo de una calle normalmente transitada, salió y saludó mientras el coche fúnebre, con luces en el interior que iluminaban el ataúd cubierto con banderas, se dirigía a Londres. En la ciudad, la gente se apretujaba en la carretera y sostenía sus teléfonos en alto.

Miles de personas reunidas fuera del palacio vitorearon y aplaudieron mientras el coche fúnebre giraba alrededor de una rotonda frente a la residencia oficial de la reina y atravesaba las puertas de hierro forjado. El rey Carlos III y otros miembros de la realeza esperaron para recibir el ataúd.

Más de 26.000 personas, según un recuento oficial, presentaron sus respetos en Edimburgo a la reina Isabel II en la catedral de St. Giles, haciendo cola durante la noche para pasar frente a su ataúd.

Más temprano ese día, el rey Carlos III, el nuevo monarca del Reino Unido, y su esposa, Camilla, la ‘reina consorte’ como ahora se la conoce, visitaron Belfast, la capital de Irlanda del Norte, donde el rey se reunió con un grupo diverso. de líderes políticos en una recepción y líderes religiosos de diversos orígenes [incluidos chinos, musulmanes e hindúes] en un servicio religioso para la Reina. La primera ministra británica, Liz Truss, también estuvo presente en la iglesia. Allí se comprometió a “buscar el bienestar de todos los habitantes” de Irlanda del Norte.

Sinn Fein, el ala política de facto del antiguo Ejército Republicano Irlandés (IRA), no asistió a la ceremonia de proclamación del Rey durante el fin de semana, pero su primera ministra designada, Michelle O’Neill, participó en la visita del Rey el martes y ofreció sus condolencias.